Procura

La principal función del Procurador es la representación de su cliente ante los órganos judiciales. De esta forma, el ciudadano que es parte en un procedimiento judicial no tendrá que acudir al juzgado cada vez que se le tenga que notificar un trámite o una actuación judicial. El Procurador asume esta tarea en su nombre. El juzgado comunicará al Procurador cuanto suceda en el juicio, y esta notificación tendrá los mismos efectos que si se hubiera hecho al cliente en persona. El procurador mantendrá informado del curso del proceso a su cliente y al abogado que le asesore.

Aparte de representar a su cliente y defender sus intereses, el Procurador tiene la doble función de colaborar con la Justicia para agilizar la tramitación de los expedientes judiciales. Mediante sus gestiones particulares, debe impulsar el procedimiento ante el Juzgado, y debe cuidar del cumplimiento de los plazos procesales.

El Procurador es quien se encarga de presentar escritos y documentos ante el Juzgado, y de recoger toda la documentación referente al pleito. También es tarea suya subsanar cualquier omisión o defecto procesal que se produzca durante el proceso.

DA PROCURADORES se presenta como una procuraduría moderna y dinámica, mediante la implantación de nuevas tecnologías como herramienta básica en el tratamiento de la información y digitalización de expedientes. El despacho cuenta con soporte informático avanzado incluyendo el escaneado de documentos a través de modem notarial que da fé de su entrega.

Ofrecemos un trato y una comunicación personalizada a las necesidades del letrado y del propio representado. Nuestro objetivo es conseguir una mayor proximidad e implicación con el cliente, y una gestión rápida y eficaz de los procedimientos judiciales. Relación de servicios: Representación técnica procesal en procedimientos presentados en los Juzgados de Madrid, Leganés, Fuenlabrada, Getafe, Alcorcón, Parla, Móstoles, Pozuelo de Alarcón, Majadahonda, Navalcarnero y otros.

Relación de servicios:

- Tramitación y seguimiento de los procedimientos judiciales.

- Redacción y presentación de escritos para agilizar los procesos judiciales y evitar demoras innecesarias.

- Control de plazos y señalamientos.

- Tramitación de despachos, exhortos y mandamientos.